Cómo es el Hombre de Capricornio

Cómo es el Hombre de Capricornio - HoroscopoCapricornio.eu

Serios, Responsables, Materialistas

Capricornio se ha encargado de hacerse una muy mala fama entre sus compañeros del zodiaco. Se dice que es tan materialista que es capaz de acercarse a una mujer puramente por conveniencia. Sin embargo, no es exactamente así, sino parecido. Lo que el hombre de Capricornio busca a través de una relación es escalar a nivel social. Por eso es que nunca se fijaría en una mujer cuya condición sea inferior a la de él, pero sí es muy selectivo en el amor y la posición social no es la única condicionante para ser aceptada en su vida.

Por otro lado, tenemos que son hombres muy serios en su vida cotidiana y responsables en todos los ámbitos de su vida. Cuentan con un sentido del humor un tanto austero y no gustan de frivolidades. Se ocupan de las cosas importantes de la vida, tales como el trabajo, los hijos y la pareja.

Determinación que no Cede

Cuando el hombre de Capricornio se traza un camino a seguir, no hay nada que logre apartarlo del mismo. Altamente resistente a toda clase de tentaciones, no se dejan llevar ni por impulsos ni modas pasajeras, mucho menos por pasiones carnales que bien saben no conducen a ningún lado.

Por lo tanto, el riesgo de infidelidad y de deserción en los estudios es casi nulo. Ellos saben muy bien a dónde quieren llegar y cuales son los pasos que deben seguir para lograrlo.

La Seguridad Ante Todo

El hombre de Capricornio siente una imperante necesidad de solidez y seguridad. Por ello mismo es que elige estudiar una profesión que sabe que tienga futuro y, en pro de ello, sacrifica su vocación. No le gustan las distracciones que lo apartan de sus metas y perder el tiempo no es una opción.
En el amor buscan a una persona confiable, que sepa que le será fiel y que trabajará a su par. Cuando se fijan en una mujer, tratan de visualizar a una futura madre más que a una amante descollante.

El Gran Simulador

Capricornio es un profesional cuando se trata de esconder la ternura que existe en el fondo de su corazón. Si lo vemos frío hacia los bebés e indiferente ante los necesitados, estamos siendo testigos de una de las mejores actuaciones, dignas de un Premio Oscar de la Academia.

Lo que les ocurre es que son tan sensibles como cualquier otro signo, pero tienen un gran temor a dejar que ello se entrevea. Aparecer como vulnerables no es lo que contribuirá a mantener esa imagen recia en la que le encanta refugiarse.

Por lo tanto, han aprendido desde pequeños que los hombres no lloran y que no tienen instintos protectores, sino que son máquinas de trabajo y los grandes proveedores de la familia. Esta es la imagen que recibirás de su parte, pero sólo es verdadera en parte, la otra parte queda librada a tu imaginación.

Tus Comentarios